Kim Kardashian ha protagonizado uno de los desnudos más sorprendentes para anunciar su nueva línea de maquillaje a través de Instagram. La hija de Kris Jenner se ha cubierto el cuerpo totalmente de purpurina dorada y ha posado como una auténtica diva para las cámaras.

Sin embargo, hay algo que ha llamado la atención, y mucho, entre sus followers, pues en unas de esas instantáneas ha tapado drásticamente sus pezones. La mediana del clan Kardashian le ha dado un brochazo al espejo con maquillaje justo a la altura de los pezones para que estos no apareciesen en la foto.

Sus seguidores se han sorprendido mucho al respecto pues ella fue, junto a su hermana Kendall Jenner, una de las principales defensoras del movimiento 'Libera el pezón' que reivindica el derecho de la mujer a mostrar su cuerpo tal y como es.