Cada vez más, nuestras celebrities optan por inyectarse botox a edades tempranas para esquivar el inevitable paso del tiempo. Ya no solo son operaciones para aumentar el pecho o corregir pequeñas imperfecciones en el rostro. Las  jóvenes hollywoodienses van mucho más allá y se animan con algo tan serio como el botox.

No es extraño que las nuevas generaciones de celebrities tengan miedo a perder toda la esencia que les dio la fama. Son muchas las jóvenes que se convierten en estrellas de la pantalla o de la canción cuando son tan solo unas adolescentes y el miedo se apodera de ellas cuando otras les pisan sus papeles. La mayoría no han cumplido la veintena y ya recurren a paralizar los músculos de su rostro para congelar su juventud.

Hasta hace unos años los cambios de Lindsay Lohan pasaban por las manos de peluqueros y estilistas nada acertados. Pero parece que la obesesión por parecer otra se le está yendo de las manos a la actriz y no para de inyectarse botox, su cara ya es prácticamente irreconocible. Otra que está desesperada por cambiar esa imagen de dulce niña que le dio la fama es Miley Cyrus. La polifacética actriz ha decidido unirse al club del botox y no le está sentando nada bien tanto líquido en su cara. Y a la que tampoco parecen sentarle muy bien las inyecciones es a Elena Tablada. La ex de David Bisbal cada día nos sorprende con algún que otro pinchacito que la aleja de la imagen de la Tablada que conocimos en sus inicios.

Otra victima del botox es Kim Kardashian. A pesar de que se ha mostrado en muchas ocasiones contraria a la cirugia estética, parece que a la ex de Kris Humphries no le importa incluir las polémicas inyecciones en sus sesiones de belleza. Y no sabemos que se le pasará por la cabeza a la guapa modelo y actriz Amanda Seyfried. Con esa cara y ese cuerpo no entendemos porque se inyecta botox. Algo cambiada hemos visto a Selena Gomez en sus últimas apariciones. Esperamos que sea un mal día y que la actriz no haya decidido unirse al gusto por la jeringuilla. Pero no todas las operaciones e inyecciones de botox sientan mal si no que se lo pregunten a la espectacular Elsa Pataky. La mujer de Chris Hemsworth se puso en manos de un estupendo cirujano y el resultado es que nuestra Elsa está fantástica.

A pesar de compartir exito y belleza, ¡todas ellas quieren la juventud eterna!