La actriz ha dado una lección a todo el mundo, y es que durante una entrevista con Jess Cagle, Nicole Kidman habló de la adicción al alcohol de su marido Keith Urban y de cómo le ayudó para superarla. Según ha revelado la actriz, para poder ayudar a alguien adicto, no se puede tomar una actitud de imposición, sino simplemente hacerle saber que puede contar con tu ayuda.

"Fue algo que se me quedó muy grande, sobre todo para alguien como yo. Es difícil llegar a entender que no puedes cuidar y decidir por alguien a quien quieres. Llega un momento en el que tienes que decir: 'Te amo y voy a estar aquí cuando decidas hacer tu trabajo…' Y si no lo hace, eso es todo", confesó Nicole durante su entrevista.

Anteriormente la exmujer de Tom Cruise había hablado con la revista People y con The Entertainment Weekly sobre los problemas con el alcohol que había sufrido su marido, Cagle, desde hacía tiempo y que se habían agravado tras contraer matrimonio con él en el año 2006. "Simplemente tienes que levantar la mano y pedir ayuda", argumentó la actriz.

Mientras que Nicole ha confesado que ella cree que tomó la mejor actitud para poder servir de ayuda a su marido y para acabar con sus vicios, Keith ya lo había confirmado en la revista People en 2007: "Nicole escuchó a su corazón e hizo lo que creyó conveniente. Ver esa muestra de amor y amabilidad por su parte, fue algo inspirador, y me hace querer ser mejor persona".