Naya Rivera ha generado una polémica monumental con la publicación de su autobiografía: 'Sorry Not Sorry' (Lo siento no lo siento). Cómo se enteró de la obsesión con la pornografía infantil que tenía su ex, Mark Salling, y cómo fue su relación con él, ha sido quizá de lo más macabro que ha contado.

"La niñera de mi hijo fue quien me contó al respecto cuando la historia salió a la luz", dice Naya sobre el arresto de Salling por posesión de pornografía infantil, y continua diciendo: "No puedo decir que estaba completamente impactada, pero aun así, ¿qué demonios?".

En sus memorias, la actriz se ha sincerado y ha contado algunos detalles escabrosos de su vida privada, detalles que están muy vinculados a su relación con Mark, a quien le considera uno de los peores errores de su vida.

"Yo creo que todo el mundo debe tener esa relación donde miras hacia el pasado y te preguntas a ti mismo: '¿Qué demonios estabas pensando?'", decía Rivera en sus memorias, donde apuntaba un matiz: "A no ser que esa relación haya sido con alguien que tenía una gran cantidad de pornografía infantil en su computadora. Entonces, arrepiéntete de todo".