Celebrities » Hollywood

SE DEDICABA AL CULTURISMO

Muere la influencer Odalis Santos a los 23 años al someterse a un tratamiento contra la sudoración excesiva

Odalis Santos, una influencer mexicana de 23 años que se dedicaba al culturismo, ha fallecido al someterse a un tratamiento contra la sudoración excesiva.

Publicidad

Odalis Santos, una conocida influencer mexicana de 23 años que se dedicaba al culturismo, ha fallecido. La joven, con más de 125.000 seguidores en Instagram, perdía la vida al someterse a un tratamiento contra la sudoración excesiva.

Al parecer padecía este problema desde hacía tiempo, por lo que acudió a una clínica experta en este tipo de tratamientos, conocidos como ‘MiraDry’, y así reducir el sudor, el mal olor e incluso el vello de las axilas.

Ella misma relataba en sus stories cómo iba a ser el proceso, incluso preguntaba al médico sobre los efectos secundarios, especialmente porque se trataba de una única sesión con la que eliminar las glándulas sudoríparas y odoríferas utilizando energía térmica. Un proceso para el que tenía que ponerse anestesia.

Fue ahí cuando surgió el problema ya que la anestesia ha sido la causa de su muerte. Según han revelado los familiares de la instagramer a medios locales, no fue un médico anestesiólogo el que la colocó, sino un trabajador sin título, por lo que entró en paro. Es más, al parecer en el centro no había equipo de reanimación, por lo que no pudieron hacer nada por ella.

Según los especialistas de la clínica, a su llegada rellenó el formulario para saber si tenía algún tipo de alergia o estaba tomando medicamentos, a lo que ella respondió que no. Pero cuando los investigadores preguntaron a su entrenador y pareja sentimental, este respondió que había consumido clembuterol, creatina y oxandrolona.

El caso ya ha sido puesto en manos de la policía para que arroje luz sobre lo sucedido. Por lo pronto, la familia de la fallecida ha denunciado lo sucedido, junto al novio de la joven, que se despedía de ella en sus redes sociales escribiendo: “Tus acciones en vida hacen eco en la eternidad. Te llevaré siempre conmigo, chaparrita, no tiene sentido escribir aquí lo que siento en mi corazón. ¡Te amo!”.

Publicidad