Mischa Barton volvía esta semana a ser noticia por protagonizar un escándalo después que sus vecinos tuvieran que llamar a los bomberos y a la policía al encontrar el patio de su casa vestida solo con una camisa y desvariando. La actriz se balanceaba en la verja de la casa y decía cosas como: que su madre era una bruja, que el fin del mundo se acercaba y que la perdonasen por todo lo que había hecho.

Ahora, la actriz ha recibido el alta hospitalaria al ser ingresada en el área psiquiátrica del Hospital Cedars-Sinai de Los Angeles y ha querido aclarar lo que sucedió a la revista People donde ha concedido unas declaraciones: "Es verdad que bebí mucho, me di cuenta de que algo no estaba bien porque mi comportamiento era cada vez más extraño y fue intensificándose durante las últimas horas".

Mischa ha comentado que todo sucedió durante su fiesta de cumpleaños y alega que alguien de sus amigos la drogó sin que se diera cuenta: "Ingrese voluntariamente para obtener ayuda profesional y minutos después los profesionales me informaron de que me habían dado GHB".

El GHB es conocido como un depresor del sistema nervioso central que antiguamente se utilizaba como anestésico pero ahora se utiliza para poder abusar sexualmente de las mujeres al anular las capacidades físicas y psíquicas de cada persona.

Además, la protagonista 'The OC' también ha querido dar las gracias a todos los médicos del Hospital Cedars-Sinai de Los Angeles: "Me gustaría extender un gran agradecimiento a los profesionales en el Cedars-Sinai por su gran cuidado y profesionalidad. Esta es una lección para todas las mujeres jóvenes que hay por ahí, tienen que ser conscientes de su entorno".