Miley Cyrus y Liam Hemsworth han celebrado junto a la cuñada del actor, Samantha -la mujer de Luke Hemsworth- su cumpleaños, en una fiesta en la que los invitados se tenían que disfrazar con un traje inspirado en los Juegos Olímpicos.

Gracias a otro de los invitados, Wayne Coyne, vocalista de Flaming Lips, hemos podido ver algunos de los momentos más divertidos de la fiesta y el traje de Miley. El cantante subió varias fotos en su cuenta personal de Instagram.

La exchica Disney estaba tan espléndida y dorada como el sol, con una camiseta de tirantes de color dorado sobre una camisa blanca, gafas y sombra de ojos del mismo color y, como no, una gran medalla de oro.

La fiesta debió ser un éxito, pues a las cinco de la madrugada algunos de los invitados enseñaron el culo en el Instagram de Wayne, ya que se pintaron el trasero para después pintar sobre un lienzo unas mariposas muy peculiares.

¿Será alguno de los traseros el de Miley o Liam?