Tras la ruptura de Antonio Banderas y Melanie Griffith en junio de 2014, la expareja decidió que la mejor decisión era vender sus propiedades en común, y un año después consiguieron vender su mansión de Hancock Park en Los Angeles por 16 millones de dólares. Asimismo, los que fueran marido y mujer durante 18 años, también pusieron en venta su cabaña de montaña en Aspen, Colorado, pero no han tenido el mismo éxito que con la mansión.

La residencia invernal de Antonio y Melanie ha recibido muy pocas ofertas de compradores, por lo que han decidido rebajar su precio de salida. Ahora, la cabaña cuesta 8,9 millones de dólares y con esta rebaja los propietarios esperan que las ofertas aumenten poco a poco. Es más, la propia Melanie ha protagonizado el anuncio de la venta de su casa.

La idílica vivienda vacacional tiene su propia pista de esquí privada y una gran zona boscosa perfecta para quien quiera un poco de intimidad. Por su parte, el edificio principal cuenta con siete habitaciones y siete baños y, para rematar, la residencia se completa con una casa para invitados, una cabaña, varios patios y una zona para hacer fogatas.