Después de casi 20 años de amor, Melanie Griffith y Antonio Banderas ponían fin a su relación, y aunque después de conocer su divorcio siempre han demostrado que les une una bonita amistad y no han parado de dedicarse muestras de cariño por las redes sociales y mensajes de amor públicos, la actriz ha querido deshacerse de un recuerdo de su exmarido que tenía grabado en la piel.

Desde que su ruptura salió a la luz, uno de los temas más comentados fue qué pasaría con el famosos tatuaje de Melanie dedicado a su entonces pareja. El corazón que lucía en su brazo con el nombre de 'Antonio' en su interior acaparó todas las atenciones y generó un gran debate sobre si debía dejarlo para recordar una bonita etapa o si debía borrarlo para pasar página por completo.

Aunque hemos tardado en conocer la decisión final de Griffith, finalmente ha salido la verdad a la luz. La artista ha recorrido las calles de Los Ángeles derrochando felicidad con un look formado por unos botines y una chaqueta de cuero en negro y en el mismo color, unos vaqueros y una camiseta de tirantes que dejaban al descubierto sus brazos, gracias a lo que se ha descubierto que la exmujer del actor español ha decidido borrar lo que en su momento fue una muestra de amor.

Una buena forma de pasar página con la que demuestra que, aunque se siguen teniendo mucho cariño, ya ha olvidado a Banderas, que no tardó mucho en rehacer su vida al lado de la guapa Nicole Kimpel. Melanie ha demostrado que nada es para siempre, y menos si se trata de la tinta en la piel existiendo el láser.

Melanie Griffith | GTres