Si Donald Trump se ha visto envuelto en polémica en más de una ocasión por algunos de sus discursos que son considerados racistas, ahora es su mujer, Melania Trump, la que parece que no ha estado muy acertada en sus palabras en la Convención Nacional Republicana en Cleveland donde su marido estaba nominado como candidato a la presidencia de Estados Unidos.

Sus palabras han levantado ampollas no por lo que ha dicho, sino porque se hainspirado demasiado al que dio Michelle Obama en 2008 en la Convención Demócrata de Denver. Y cuando decimos inspiración, nos referimos que es una copia como las que hace el grupo Inditex de las marcas de lujo. Aunque fue sólo en una parte del discurso, las redes sociales ardieron por ello. Uno de los escritores de los discursos de Obama, Jon Fabreau, publicó en Twitter lo siguiente: "Para ser honestos, me siento más ofendido por los otros discursos que por el plagio de Melania".

No sabemos si con esto Melania pretende meterse en el bolsillo a los votantes como lo consiguió Michelle, gracias a su naturalidad. Los responsables de la campaña de Trump emitieron un comunicado para aclarar lo sucedido: "Sobre la elaboración de su hermoso discurso, el equipo de escritores de Melania tomaron notas de las inspiraciones de su vida, y en muchas instancias se incluyeron fragmentos que reflejan su propio pensamiento. La experiencia de Melania como inmigrante y su amor por Estados Unidos brillaron a través de su discurso, lo que lo hizo un éxito".

"Mis padres me marcaron con la idea de que tienes que trabajar duro para conseguir lo que quieres en la vida. Que tu palabra te compromete y que haces lo que dices y cumples tu promesa. Me enseñaron que debo mostrar mis valores y mi moral en mi vida. Ésa es la lección que yo sigo transmitiendo a nuestro hijo. Y necesitamos transmitir esa lección a las muchas generaciones que vienen", este discurso fue el de Melania mientras que el Michelle rezó de la siguiente forma: "Barack y yo fuimos educados, como tantos otros, en los mismos valores: hay que trabajar duro por lo que quieres en la vida; que tu palabra te compromete y que haces lo que dices que vas a hacer; que tratas a la gente con dignidad y respeto, incluso aunque no la conozcas e incluso aunque no estés de acuerdo con ella. Y Barack y yo queremos construir vidas guiadas por esos valores, y transmitirlas a la próxima generación". ¿Demasiada casualidad no?