Celebrities » Hollywood

SUBE LA TEMPERATURA CON SU ÚLTIMA CAMPAÑA

Megan Fox presume de cuerpo siete meses después de dar a luz

Megan Fox ha protagonizado la campaña de publicidad de la casa de lencería Frederick's of Hollywood, donde luce impresionante con unos sexys conjuntos que le sientan de maravilla. La actriz, madre de tres hijos, y que ha dado a luz al último de ellos hace tan solo 7 meses, ha demostrado que puede presumir de tipazo a pesar de su reciente maternidad. Las imágenes de la sesión han sido compartidas por la firma de ropa íntima y por la propia artista, que ha publicado algunos de sus posados en las redes sociales.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

La última sesión de fotos que ha protagonizado Megan Fox ha conseguido disparar la temperatura en las redes sociales. La actriz ha posado muy sexy con los conjuntos de la casa de lencería Frederick's of Hollywood para la última campaña publicitaria de la misma. El resultado han sido unas deslumbrantes imágenes que ella misma también ha querido compartir en las redes sociales.

Lo que ha quedado plasmado a la perfección es que la artista tiene un tipazo, y que lo mantiene después de haber sido madre en tres ocasiones. Hace tan solo siete meses daba a luz al pequeño de sus hijos, pero su cuerpo continúa tonificado y lo ha demostrado en estas fotografías donde posa con poca ropa.

Una de las instantáneas que más ha llamado la atención ha sido en la que posa con un conjunto en color ciruela tumbada en una cama donde llaman la atención sus impresionantes ojos maquillados en negro con unas llamativas pestañas, que ella misma ha compartido con sus seguidores.

Pero además, en el vídeo promocional se puede ver a la artista luciendo unos sexys modelitos mientras juega con su pelo, que es protagonista de la sesión y del que se encargaron los prestigiosos estilistas Linda Hay y Renato Camora, que optaron por dejar su melena suelta pero con mucho volumen, y con quienes Megan publicó una imagen en su cuenta de Instagram.

Publicidad