Han sido varias las operaciones de cirugía estética a las que se ha sometido Marnie Simpson, de 'Geordie Shore', que han hecho que su aspecto cambie de forma radical, pero parece que no está del todo conforme con el resultado y que incluso se arrepiente de haber tomado la decisión de operarse. "Me he hecho una cirugía de nariz, me he rellenado los labios, he aumentado mi pecho y me he sometido a una liposucción. Yo probé el Botox, pero no me gustó lo que hizo a mi cara. Fui por la borda con los labios. Los he arruinado", comentaba Marnie.

La celebrity, que se sometió a una liposucción para acabar con su "gran tripa", como ella misma decía, no ha quedado conforme con el resultado. Le ha dejado dolor, la piel descolorida y todo lleno de "baches". Pero eso no es todo, hay una inesperado consecuencia que no gusta nada a la estrella del reality, y es que su vagina ha experimenta cambios a raíz de esta intervención. "Mi vagina ha cambiado. Desde que me hice la lipo, mi vagina está hinchada. Espero que vaya hacia abajo, pero una cosa lleva a la otra", explicó Simpson.

Ella considera que ha desarrollado un trastorno dismórfico corporal que le impide estar conforme con su cuerpo por culpa de las operaciones. Además, añadió que las chicas de 'Geordie Shore' tienen un grupo donde comentan sus planes de cirugía entre todas. Ahora parece que lo que más preocupa a la participante del reality es su barbilla. "En este momento estoy obsesionada con mi barbilla", comentaba la estrella, "Ha crecido", añadió.