El presentador de 'America's Got Talent' y ex de Mariah Carey, Nick Cannon, ha pasado estas dos últimas semanas en el hospital luchando contra las complicaciones del lupus, enfermedad que padece. Pero después de recibir cinco transfusiones de sangre y pasar unos días difíciles en el hospital ha vuelto a su trabajo. Ha querido anunciar a sus fans que ya está recuperado por medio de un vídeo publicado en su cuenta de Instagram donde ha querido tranquilizarles.

Anunció con una foto desde el hospital en su cuenta de Instagram que pasará allí las fiestas navideñas, y aseguraba que estaría recuperado para despedir el año: "Para todos los que han estado tratando de ponerse en contacto conmigo los últimos días es donde he estado. Y estaré en el hospital durante la Navidad. Todo bien, los médicos dicen que volveré a la normalidad antes del Año Nuevo. #LupusSucks #ncredible #warrior", decía el mensaje.

Compartió más imágenes desde el hospital con el fin de tranquilizar a sus fans y de estar en contacto con ellos aunque tuviese que estar ingresado, y un mensaje de agradecimiento por el apoyo que había recibido, que seguro que fue muy importante para favorecer su recuperación. En todo momento se ha mostrado muy positivo, incluso ha bromeado diciendo que estaba tan fuerte como Hulk, y ha garantizado su pronta recuperación.

Deberá descansar unos días más y reponerse por completo para dar la bienvenida a su próximo hijo, esta vez resultado de su exrelación con Brittany Bell.