Está claro que Mariah Carey tiene muchísimas habilidades pero cada vez que nos muestra una nueva nos deja a todos alucinados. Esta vez, ha sido durante el concierto AHF World Aids Day en el que actuó. Como algunos fans le pidieron autógrafos y ella, que llevaba unos tacones de infarto, sacó su silla invisible para estar mucho más cómoda.

 

Evidentemente, se trata de una broma. Mariah adoptó la postura más cómoda, y digna, que su ajustado vestido le permitía para agacharse, pudiendo así acercarse a sus fans para firmarles un autógrafo. Pero como no podía ser de otra manera, las redes sociales han hecho eco de lo ocurrido y ahora hay bromas sobre su 'silla' por toda la red.

 

 

Algo que Carey se ha toma con humor, riéndose de sí misma en las redes sociales ya que ella misma ha compartido algunas de las bromas que se han hecho sobre su postura.