Malia Obama se ha ido al Festival de Lollapalooza en Chicago donde lo ha dado todo sin parar de bailar. Pero entre bailecito y bailecito, la hija del expresidente de Estados Unidos ha perdido su preciado móvil mientras disfrutaba de la banda 'The Killers'.

Al acabar el festival, Malia se fue a una tienda de Apple Store acompañada por todo su servicio de seguridad para reemplazar el IPhone, pero lamentablemente no pudieron darle uno nuevo ya que no se sabía su ID de Apple.

Esperemos que el móvil no haya caído en manos equivocadas, ese IPhone puede que tenga números importantes como el de su padre Barack Obama.

Además ha protagonizado un vídeo en el que aparece bailando sin ningún control y revolcándose en el suelo. Aunque no es la primera vez que la fotografían dándolo todo: el año pasado la joven fue pillada bailando con sus amigas de lo más sensual y mientras, supuestamente, fumaba marihuana.