Parece como si hubiesemos retrocedido en el tiempo, pero no... Son madres e hijas que no pueden negar que lo son. La genética está ahí y en el caso de algunas celebrities es más que sorprendente. Y si no, que se lo digan a Gwyneth Paltrow o a la hija de Bette Midler, Sophie.

Muchas han heredado, además del físico de sus mamis, el buen hacer frente a las cámaras. Este es el caso de Kate Hudson, hija de la mítica Goldi Hawn, o Rummer Willis, que tiene en su madre- hermana mayor, Demi Moore, su mejor maestra en el mundo del cine, además de una gran competencia a la hora de ligar con los hombres...

Fotocopias humanas que hemos reunido para demostrar con ellas que el refrán 'De tal palo, tal astilla' es más cierto que nunca.