El Festival de Cannes ha hecho una gran apertura con grandes estrellas de Hollywood. La película francesa 'Le Tete Haute' fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a la 68 edición de uno de los festivales de cine más importantes del mundo.

Lupita Nyong’o con un impresionante vestido vaporoso de Gucci, Naomi Watts con un vestido de plumas de Elie Saab, Julianne Moore también apostó por las plumas y la pedrería con un diseño de Armani Privé.

Sienna Miller se convirtió en la estrella de la noche con un vestido de escote asimétrico y detalle lateral en un hombro de Lanvin. Entre el jurado hubo representación española: Rossy de Palma, que acudió con elegante vestido negro.