Si pensábamos que a Louis Tomlinson le gustaba pasar desapercibido, ¡nada de eso! El cantante de One Direction ha confesado que es del tipo de personas que le gusta ser el centro de atención y que no le sentó nada bien que no le dieran ningún solo cuando estaba concursando en ‘X Factor’ con el grupo. Ahora ya se ha adaptado a la banda y lo lleva muy bien, pero… ¡No es el único al que le gusta que todas las miradas se posen en él!

En los últimos días hemos visto como los aires de diva de Ariana Grande le han comenzado a jugar malas pasadas como, por ejemplo, que sus empleados le abandonen porque no soportan los aires de grandeza de la cantante.

Unos aires que también siempre han rodeado a celebrities como Justin Bieber, al que últimamente vemos más apaciguado desde su vuelta con Selena Gomez pero que ha protagonizado múltiples escándalos, o a James Franco, que no se corta ni un pelo a la hora de llamar la atención, sobre todo si de ir desnudo se trata.

Cristiano Ronaldo es otro de los famosos a los que no les gusta pasar desapercibido, ya sea dentro o fuera del terreno de juego. Tres cuartas de lo mismo le sucede a Tom Cruise, que ha convertido la Cienciología en su ‘arma’ para estar siempre en boca de todo el mundo.

Rihanna es otra de las celebs que está dispuesta a hacer de todo con tal de que se hable de ella, al igual que otras divas del pop como Madonna o Lady Gaga, que convierten sus atuendos o sus fotos en las redes sociales en las herramientas  necesarias para que todo el mundo esté pendiente de ellas.

Lindsay Lohan, Paris Hilton, Karl Lagerfeld, Britney Spears… ¡La lista de egocéntric@s es interminable!