Una vez pasada la controversia en la que Lindasy Lohan se vio envuelta después de que se publicasen varias imágenes e incluso un vídeo donde aparece su exnovio Egor Tarabasov hablándole de una forma agresiva e incluso agarrándola del brazo de forma brusca, la actriz ha decidido relatar uno de las amenazas que tuvo que sufrir por parte del ruso que terminan de confirmar el maltrato al que se vio sometida.

"Él entró en mi casa cuando estaba en la cama. Empezó a estrangularme. Tuve miedo de que Egor me pudiera arrojar ácido a la cara. Salí al balcón lo más rápido que pude y empecé a gritar con todas mis fuerzas: ¡Está tratando de matarme! ¡Llamad a la policía!. Tengo mucha suerte de poder estar aquí en Moscú para contarlo", ha revelado la actriz a un canal de Rusia.

Debido a estas acusaciones, Tarabasov ha decidido mandar un comunicado a través del medio DailyMail para desmentir la información de su exnovia para limpiar su nombre y asegurar que todo lo que se ha dicho sobre él es completamente falso: "Ha llegado a mis oídos que mi exprometida, Lindsay Lohan, está planeando una nueva campaña de desprestigio contra mí en los medios rusos e internacionales. Mi romance con ella finalizó en julio de 2016. En las siguientes semanas, se intentó desacreditar mi nombre retratando erróneamente la naturaleza de nuestra relación, publicando hechos distorsionados y haciendo falsas acusaciones". Además ha querido terminar el texto asegurando que tomará las medidas legales necesarias para "proteger su reputación".