Liam Hemsworth ha sido visto recientemente de lo más feliz en compañía de su nueva chica, Madison Beer, la guapa actriz rubia que le ha hecho recobrar la ilusión en el amor. Y es que a pesar de que el australiano quedó devastado después de su ruptura con Miley Cyrus, parece que empieza a ver la luz al final del túnel después de tener que solicitar el divorcio tan solo un año después de haberse casado

Sin embargo, tal y como informa en exclusiva el portal HollywoodLife, no ha sido un proceso nada fácil."Liam todavía ama a Miley y esta ruptura ha sido extremadamente difícil para él. Este proceso ha sido muy, muy duro, e incluso algunos dirían que más para él que para ella", han afirmado fuentes cercanas al actor. "Miley ya no es la persona a quien amaba en un principio y ella no puede cambiar, y fue entonces cuando se dio cuenta de que ya no podían estar juntos. No puede creer lo que está viendo en Internet sobre ella desde la ruptura".

Una clara referencia a las comprometidas imágenes que rondaron sobre la estrella Disney y su ligue Kaitlynn Carter justo cuando se hacía publica la separación, las cuales, por lo visto, fueron como un jarro de agua fría para Liam y le hicieron tomar la decisión definitiva de divorciarse.

Seguro que te interesa...

El reivindicativo comunicado de Miley Cyrus para aquellos que la tachan de 'fulana'