Lena Dunham se tuvo que someter a una operación de endometriosis debido a la ruptura de un quiste en los ovarios. A raíz de pasar por el quirófano, la actriz subió considerablemente de peso. Hecho que ha utilizado para reivindicar el derecho de las mujeres 'curvy' a no tener complejos.

La protagonista de 'Girls' ha publicado una foto en bikini a través de Snapchat para mostrar las cicatrices que provocaron su intervención quirúrgica: "Cuando encuentras la talla correcta de un bikini, con las cicatrices de la endo y todo", añadió como título a la imagen. A pesar de que está bastante recuperada, la intérprete reconoció lo mal que lo había pasado durante la enfermedad ya que tuvo que ser intervenida dos veces ya que la endometriosis también le afectó al intestino, otro ovario y al peritoneo: "Es desquiciante. El dolor es tan agudo que pensaba era mejor morirme para dejar de sufrir".

Hace unas semanas Dunham protagonizaba junto a su compañera Jemima Kirke la nueva campaña de la marca de ropa interior Lonely. Una firma cuyas prendas son cómodas, sin artificios. Las fotos son todo una declaración de intenciones que muestra a las actrices de forma natural, sin poses, y realzando la cotidianidad.

Lena Dunham muestra las cicatrices de la endometriosis | Snapchat