Dicen que si el río suena es porque agua lleva, pero en el caso de Bradley Cooper y Lady Gaga, parece que de momento tendremos que esperar un poco más. La semana pasada se hacía oficial la ruptura del actor con su mujer y madre de su hija, Irina Shayk, confirmando así unos rumores que llevaban persiguiendo a la pareja mucho tiempo.

Una ruptura que muchos achacan a la gran química que surgió entre Bradley y Gaga tanto fuera como dentro de la pantalla con la película 'Ha nacido una estrella'. Sin embargo, y a pesar de que se empeñaron en desmentirlo por activa y por pasiva, parece que los fans no iban tan mal encaminados, porque al menos en lo que respecta a la crisis de Bradley e Irina, los augurios se han terminado cumpliendo.

Y como era de esperar, todos los ojos se han posado sobre Gaga, algo que parece no hacerle mucha gracia a la cantante. Así que, durante un concierto este fin de semana, cuando le llegó el turno de interpretar 'Shallow', el tema de la discordia que canta a dúo con Cooper, Gaga fue muy tajante al respecto y lanzó un mensaje muy directo al público. "Y una cosita más, sed amables o que os den". Sin duda, no ha podido ser más clara al respecto.