¡Pobres celebrities! A pesar de que disfrutan de fama y éxito por sus carreras artísticas, estar en el estrellato también tiene sus consecuencias negativas, y entre ellas están ¡las amenazas de muerte!

Ni Lady Gaga se libró de ser acosada por una fan que aseguraba que quería morir a su lado y que, al contrario que el asesino de John Lennon, no sólo deseaba la muerte de su ídolo sino la de ella misma a la vez. ¡Menudo miedo! David Beckham fue amenazado por Al-Qaeda, el grupo terrorista islámico que distribuyó un vídeo en el que aseguraban que irían a por él y a por todos los musulmanes que fueran sus seguidores. [[LINK:SECCION|||1000400|||Justin Timberlake]] también está en la lista negra de estos terroristas.

Selena Gomez sufrió el acoso de los millones de seguidores de su novio, Justin Bieber. Las believers no querían que Sele ocupara el corazón de su ídolo y durante 2011, cuando la pareja hizo pública su relación, Sele recibió numerosas amenazas de muerte. Zayn Malik tampoco se libra. El componente de One Direction no estuvo muy acertado cuando escribió a favor de Palestina en su cuenta personal de Twitter, sin pensar en los muchísimos seguidores israelíes que tenía, los cuales entraron en cólera al ver las declaraciones del cantante.

Un acosador estuvo rondando la casa de [[LINK:SECCION|||1000413|||Paris Hilton]] en varias ocasiones, hasta que finalmente le detuvo la policía, cuando intentaba entrar en la residencia de la celebrity con cuchillos en las manos.

Britney Spears estuvo recibiendo numerosas cartas amenazadoras en las que un seguidor japonés aseguraba que acabaría con ella y que le estaba persiguiendo... ¡escalofriante!

Ricky Martin, Joss Stone, Mick Jagger, Beyoncé o Miley Cyrus, ninguna de las mejores celebrities se libra de recibir amenazas de muerte por parte de desequilibrados seguidores, un alto precio que tienen que pagar por ser personajes públicos de éxito internacional.