Estamos acostumbrados a ver a todas las celebrities lucir perfectas sobre la alfombra roja con esos vestidazos que eligen para tales eventos, pero es normal que los diseños le quedan como un guante ya que suelen hacérselos a medida, aunque si tuvieran que ir a las tiendas habituales donde nosotros compramos quizás les sería mucho más difícil encontrar la prenda perfecta.

Así, hemos decidido hacer un repaso sobre la talla real de ropa que las famosas dicen usar, aunque hemos de reconocer que alguna no creemos que digan toda la verdad:

Empezamos por Beyoncé, la cantante es una de las VIPs más exuberantes del planeta y aunque tiene muchas curvas la artista que mide 1,69 cm dice tener una talla 34 o 36. Nosotros nos decantamos más por la segunda cifra.

En el caso de Rihanna no nos cuadra que con 1,74 que mide la de Barbados diga que usa una talla 0, lo que en España sería una XSS, y es que por muy delgada que sea nos parece una talla muy pequeña para su cuerpo.

Mientras que Adele tras habese sometido a alguna dieta y haya empezado a cuidarse ha bajado considerablemente de talla para entrar ahora en una 46.

Si tuvieras que adivinar la talla que usa Jennifer Lopez quizás tirarías en principio por lo alto debido a su famoso trasero, pero la artista usa una 36 y es que mide solo 1,54 de altura.

Asombrados nos hemos quedado con la 34 que dice usar Katy Perry, y es que nos parece una talla muy pequeña para una mujer alta y con curvas.

La misma talla que ha revelado usar Kim Kardashian, quien ha logrado alcanzar tras un exhaustivo tratamiento al que se sometió al dar a luz a su segundo hijo.

Luego encontramos el caso de Demi Lovato, la cantante ha revelado que ha sufrido trastornos alimenticios, aunque en la actualidad está recuperada y usa una saludable talla 38. Al igual que Penélope Cruz quien oscila entre la 38 y 40.

Por último tenemos a las grandes amigas Victoria Beckham y Eva Longoria, ambas usan una talla 0, y aunque en Longoria lo entendemos pues es muy bajita, consideramos que la mujer de Beckham debería usar alguna talla más.