Las hermanas Jenner están muy unidas, y suelen compartirlo por las redes sociales, pero la última foto juntas ha revolucionado a sus seguidores por la apariencia de la modelo. El evidente cambio en la cara de la modelo se ha achacado a un posible retoque estético de aumento de labios. Además, la apariencia tan similar a los de su hermana Kylie, que ya reconoció en una entrevista que se los había operado, aumentó las sospechas.

Fueron muchas las quejas y comentarios que se desataron, pues la más natural del clan Kardashian-Jenner podría haber caído en lo mismo que sus hermanas, y esto no gustó nada a sus fans. Pero su hermana Kylie se ha encargado de aclarar que Kendall no se ha sometido a ningún retoque estético en la cara y que todo era resultado del maquillaje que ella misma había realizado con su gama de productos cosméticos. Además ha aprovechado para pedir perdón públicamente a su hermana por el revuelo.

Kylie Jenner recurrió a las redes sociales para aclarar que su hermana no se había sometido a ningún tratamiento de relleno de labios. Después de compartir la imagen que desató la polémica en Instagram, la joven de 19 años ha publicado un vídeo en su cuenta de Snapchat, donde además de pedir perdón a la modelo, aclara que es todo resultado del maquillaje que ella misma había realizado, consiguiendo ese efecto gracias a un delineador de labios. Después de la explicación en los segundos que dura el vídeo, añadió: "Lo siento, Kendall!!!".

Pero el debate aún continúa, porque a pesar de los intentos de su hermana pequeña por demostrar que Kendall no se había sometido a ningún retoque estético, el uso del filtro del 'perrito' de Snapchat tapaba buena parte de la cara de la modelo y no se conseguía ver con claridad la boca de Kendall.