Por primera vez, Kylie Jenner ha decidido no compartir ni un solo milímetro de su cuerpo con sus followers después de conocerse que espera su primer hijo junto al rapero Travis Scott. La modelo y diseñadora ha compartido varias instantáneas en Instagram con una camisa oversize que oculta cualquier pista sobre su embarazo.

La pequeña del clan Kardashian ha renunciado a los outfits ajustados con los que siempre se le ha visto para evitar mostrar su nueva figura. Parece que Kylie no está dispuesta a revelar tan fácilmente cómo evoluciona su barriguita y quiere mantener expectantes a sus seguidores.

Pero la hija de Kris Jenner parece que también está despistando a sus seguidores con el género de su futuro de bebé y no se aclara entre escoger el azul o el rosa.

Habrá que estar pendiente de todas las pistas que vaya lanzando Kylie porque está claro que no va a revelar tan fácilmente todos los detalles de su embarazo.