La cosa está que arde en 'Keeping Up With Kardashian', y es que tras muchos meses de espera y rumores al respecto, al fin vamos descubriendo de primera mano lo que ocurrió la fatídica noche en la que Tristan Thompson le puso los cuernos a Khloé Kardashian, y Jordyn Woods decidió traicionar no solo a la que era su mejor amiga, Kylie Jenner, sino a todo el clan. Porque en esto de la familia, si te metes con uno, te metes con todos, algo que las Kardashian siguen a rajatabla.

Pues bien, durante el último capítulo del reality, puede verse como Kylie mantiene una conversación con sus hermanas Kim y Khloé, y les revela con todo lujo de detalles lo que habló con Jordyn tras explotar todo el asunto.

"La llamé y en realidad ella no me contó nada, solo lloraba. Pero yo le dije que me daba miedo, que no entendía cómo era capaz de haber hecho algo así por la noche y levantarse al día siguiente con una sonrisa en la cara", explica la menor del clan. "Básicamente le dije lo que estamos hablando aquí ahora mismo: que no había pensado en True, ni en Khloé, ni en mí, ni siquiera en ella misma. Le dejé bien claro que ella puede hacer lo que quiera, pero que si eso que hace afecta a mi familia es cuando tenemos de verdad un problema", afirma dolida.

Viendo esto, ya entendemos un poco más el tremendo disgusto que se llevó la joven empresaria, y es que se vio obligada a decidir entre creer y apoyar a su mejor amiga o posicionarse del lado de su hermana mayor, que fue finalmente lo que hizo. Así se explica que durante su reciente reencuentro, Kylie no quisiera interactuar demasiado con Jordyn... ¿Qué opinará ella sobre las declaraciones de su ex mejor amiga en el reality?