Aunque Kylie Jenner siempre se ha caracterizado por tener una fuerte personalidad, los complejos siempre persiguen a las Kardashian…

Hace años fueron sus labios, los cuales decidió acabar retocándose, y ahora, parece que Kylie tiene ciertas inseguridades con su cuerpo tras convertirse en madre.

En el nuevo episodio de 'Keeping Up With the Kardashians' muestra los problemas que tuvo Kylie para sentirse cómoda con su cuerpo durante el rodaje de la grabación del spot que todas las hermanas protagonizaron para Calvin Klein. "Déjame ver", dice la embarazada Khloe Kardashian. "¿Mi cuerpo?", le pregunta Kylie antes de abrirse la bata. "¡Kylie, luces increíble!", le dice Khloé. "¡Todavía estoy en 71 kilos!".