Hace tiempo Zac Efron confesó que cada mañana tenía la rutina de levantarse y buscarse en Google; Katy Perry reconoció que si un cantante admite que no se busca en la red es un "gran mentiroso"; Kim y Kourtney Kardashian han sido vistas con alarmas activadas en su móvil para enterarse al segundo de cuando alguien está publicando algo sobre ellas.

Aunque parece que a ella nada le importa, Kristen Stewart ha reconocido que "me gusta ver qué opina la gente de lo que me pongo". Por su parte, Daniel Craig llegó a admitir que él solo usa el ordenador para googlear su nombre y buscar porno. Robert Downey Jr., Anne Hathaway y Sandra Bullock también son otros de los famosos que han confesado que se buscan en Google.

Luego existen los que se buscan pero no les gusta nada de lo que encuentran como Reese Witherspoon, Scarlett Johansson, Verónica Blume o Emma Stone.