Kristen Stewart ha acaparado la atención de la prensa en su última aparición pública, cuando sorprendió a todos los presentes con su nuevo look. Con la cabeza rapada y el pelo de color rubio platino, la actriz acudió a la presentación en Los Ángeles de su última película 'Personal Shopper'.

Después de numerosas teorías que trataban de explicar los motivos por los que habría decidido someterse a este cambio tan radical, ha sido la propia Kristen la encargada de desvelar las verdaderas razones por las que se ha lanzado a tomar la decisión. Tal y como ella misma ha confirmado, el cambio tiene que ver con el nuevo proyecto cinematográfico en el que está inmersa, 'Underwater', aunque parece que era un look que ya tenía en mente.

"En unas semanas haré una película llamada Underwater, en donde interpreto a una ingeniero mecánico que trabaja en una plataforma petrolera en el fondo del océano. Así que para mí fue la decisión práctica. No voy a poder hacerme retoques cuando tenga el casco. Tengo que raparme la cabeza", explicó la actriz en la última entrevista concedida a 'Today Show'.

Aunque el director lo sugirió, ella ha querido señalar que no ha tomado la decisión únicamente por exigencias del guión, sino que era algo que ya tenía en mente desde hacía un tiempo, pero no se había decidido hasta el momento. "Quería hacer esto desde hace mucho tiempo, por la novedad. En algún momento de tu vida quieres poder tocarte la cabeza sin el pelo largo", comentó en el programa mencionado anteriormente.

Y ha asegurado que está encantada con el nuevo y arriesgado look: "Me siento maravillosa. Quiero mover la cabeza todo el día".