La fuerza de la genética a veces es sorprendente y de ello no se libran los famosos. Y es que hay muchos descendientes de algunas celebridades que no se puede negar que sean familia. Así, encontramos a muchas hijas de famosas que son clavadas a sus conocidas madres. A continuación os presentamos algunos ejemplos.

En el clan Kardashian todas se parecen bastante entre sí aunque es cierto que la matriarca de todas, Kris Jenner, y Kim Kardashian son las más parecidas entre sí. A su vez, la pequeña North West es indudable que es hija de Kim porque sólo hay que ver una foto de ella de pequeña y comprobar que tiene la misma cara que su madre.

Entre las actrices que tienen una versión de sí mismas per 20 o 30 años más jóvenes encontramos varios casos. La gran Meryl Streep es uno de esos casos con una de sus hijas, Mamie Gummer, que además también es actriz e incluso este año han hecho una película juntas donde hacen de madre e hija, 'Ricki and the Flash'. Lo mismo le sucede a la actriz Goldie Hawn con su hija Kate Hudson, quien quiso seguir los pasos de mamá ya ahora es una de las actrices más populares de Hollywood.

En el caso de Miley Cyrus y su madre pasa lo mismo pero aquí quien es la famosa es su hija. Mientras que en el mundo de la moda si hay una madre y una hija que son calcadas es Cindy Crawford y su hija de 14 años Kaia Jordan Gerber, quien ha heredado la belleza de su mami.