Las extrañas reacciones de Kanye West el pasado lunes, donde además de apoyar públicamente a Donald Trump, criticó a Jay Z y a Beyoncé, nos dejaron a todos desconcertados. Esto fue seguido de la cancelación de los conciertos que faltaban en su gira Saint Pablo, y finalmente se acabó comunicando que había sido ingresado. Según los rumores, el rapero estaría siendo evaluado psiquiátricamente.

Esta actitud repercute directamente a la familia Kardashian, que ese mismo día hicieron una aparición pública para asistir al Angel Ball en Nueva York, y la matriarca del clan Kardashian-Jenner, Kris Jenner, ha sido la primera en hacer declaraciones al respecto. Según comentó a Extra TV es el cansancio lo que ha hecho que Kanye acabe ingresado. "Él está exhausto, está realmente muy cansado. Tuvo un tour agotador y ha sido difícil, así que él solo necesita algo de descanso", comentó Kris de forma muy discreta.

Además de llegar una hora y media tarde al show que tenía en Sacramento el pasado sábado, cantó tres canciones y se fue gritando: "Esta noche estoy en mi mierda de Trump", actitud a la que nadie encontró explicación.

Y dedicó parte de su tiempo a hablar de Beyoncé y de Jay Z con quienes parece tener una guerra abierta: "Beyoncé, yo estaba herido porque escuché que tú dijiste que no te presentarías a no ser que ganaras Video del Año sobre mí o sobre Hotline Bling. Ahora, no traten de criticar a Beyoncé. Ella es genial. Taylor Swift es genial. Todos somos gente genial. Todos somos gente. Pero a veces jugamos mucho las políticas y olvidamos quienes somos solo para ganar. Para ganar jodidamente. Para verse jodidamente genial. Para ser jodidamente genial", otra declaración que nadie entendió. La actitud que mostró el cantante demuestra que no estaba en un bueno momento, y se cree que ha sido uno de los motivos por los que se ha ingresado al rapero.