Dicen que el mundo es un pañuelo, y eso mismo tuvo que pensar Kourtney Kardashian cuando se reencontró por sorpresa con su exnovio, el modelo Younes Bendjima, en Melrose Place este pasado fin de semana.

Younes Bendjima estaba pidiendo en una cafetería cuando de pronto Kourt entró junto a una amiga. La persona que tomó las fotos, imágenes que el portal TMZ ha publicado en exclusiva, asegura que ambos se mostraron cordiales y que Younes dejó que Kourtney pidiese primero y luego se despidieron con un tierno beso en la mejilla. Un gesto con el que demuestran que siguen manteniendo una buena relación.