Kit Harington, o el mítico Jon Snow en 'Juegos de Tronos', ha aprovechado lo aprendido en la serie para echarse unas risas a costa de su prometida, Rose Leslie. El actor no ha podido esperar al Día de los Santos Inocentes para gastar una terrible broma que casi acaba con su boda.

El actor no dudó en colocar en la nevera un busto de su cabeza cortada con tierra y sangre que cogió prestado del material de la serie de HBO. Una broma un tanto macabra y que Kit quiso compartir Instagram, el intérprete publicó un vídeo de la reacción de Rose al abrir el frigorífico. "Se puso a llorar", ha comentado el actor en 'The Jonathan Ross Show'.

Además, también ha confesado que esta terrible broma casi acaba con su relación: "No fue bien recibida la broma. Ella me comentó que si lo volvía a hacer, acabaría con nuestro matrimonio".

Esto seguramente haga a Kit pensárselo dos veces la próxima vez que quiera echarse unas risas.