Parece que Kirsten Dunst ha vuelto a confiar en Christian Lacroix para su outfit de la pasada fiesta celebrada el 21 de enero en París, con motivo de la semana de la Alta Costura, orquestada por Chopard. La actriz ha sorprendido a todos al aparecer con un vestido que ya lució 13 años atrás.

Se trata de un modelo donde los encajes son el elemento principal junto a un pronunciado escote, y con el bajo asimétrico. Aunque ha cambiado las joyas y los zapatos, el vestido es exactamente el mismo que lució en una fiesta con motivo de los Premios Oscar de 2004, diseñado por Christian Lacroix para su colección de primavera-verano de 2004.

Además, de dejarnos a todos asombrados con su decisión de tirar de fondo de armario para acudir a la fiesta celebrada en la capital francesa, ha sido una forma muy fácil de valorar cómo han pasado los años por ella. Y es que desde la primera vez que la vimos con este vestido, hasta ahora, su cuerpo no ha dejado de experimentar cambios, pero lo que más ha sorprendido ha sido su escote, que ha despertado muchas sospechas.

No se sabe si de forma natural o fruto de un cirujano, pero su pecho ha aumentado de forma destacable en los últimos 13 años, y no hay más que ver ambas fotos para comprobarlo. Rápidamente se han inundado las redes sociales de comentarios aprobando su decisión de demostrar que la moda siempre vuelve y que lo vintage es tendencia, y otros que han preferido juzgar cómo los años no perdonan a nadie.