La fama y el dinero han hecho que durante los últimos años sean muchos los famosos que se han convertido en víctimas del chantaje y la extorsión. Los empleados, paparazzis, ex parejas e, incluso, delincuentes se aprovechan de su conocimiento de los secretos mejor guardados de las celebs para chantajearles con cuantiosas sumas de dinero.

Julio Iglesias, David Beckham y Shakira han sufrido en sus propias carnes lo que es ser extorsionado por sus propios empleados, quienes les han amenazado con revelar sus más íntimos secretos a cambio de dinero tras sus respectivos despidos.

Thalía, David Bisbal y John Travolta han sido víctimas de las artimañas de los delincuentes, mientras que otras celebs como Kim Kardashian, Jennifer Lopez, Cameron Diaz y Britney Spears han tenido que verse las caras en los tribunales con sus ex por chantajes relacionados con la difusión de contenidos de carácter sexual.