Desde el atraco a punta de pistola en la semana de la moda de París que sufrió Kim Kardashian, se retiró por completo de la vida pública. Dejamos de verla en fiestas y eventos y cesó su actividad en las redes sociales. Y aunque la vida social la ha recuperado un poco antes, la vuelta a las redes ha tardado en llegar. Después de uno de los episodios más traumáticos de su vida, Kim quiso desconectar y evitar que la gente supiese de ella. Todo lo que sabíamos era por las redes sociales de sus hermanas.

Y es que estos últimos meses no han sido los mejores para la reina del clan Kardashian. Poco después de su incidente en la capital francesa, su marido, Kanye West, ingresaba en un centro de recuperación de Los Ángeles después de cancelar su gira 'Saint Pablo Tour'. Un momento, de nuevo, muy complicado para la pareja, que ya han conseguido superar.

Entre todas estas complicaciones en su vida, comenzaron los rumores sobre un posible divorcio entre Kardashian y West, y aunque se dejaron ver juntos ante los paparazzis y Kanye aprovechó la fiesta de Navidad de la familia Kardashian para subir una foto junto a Kim y sus hijos, North y Saint, parece que todos estábamos esperando que fuese la propia Kim la que nos confirmase que los rumores eran falsos y que seguían tan unidos como siempre.

Y eso ha hecho. Además de volver a las redes sociales después de tres meses, lo ha hecho callando a todo aquel que durante este tiempo ha difundido información falsa de su relación. La bonita foto con la que vuelve a sorprender a sus fans en este 2017, que parece que ha traído energías renovadas a la empresaria, muestra a Kanye y a ella junto a North y a Saint, y va acompañada de un mensaje que dice: "familia".

Aunque ya había declarado una fuente cercana al rapero que Kim no había pensado en ningún momento separarse de Kanye: "Kim no tiene ninguna intención de divorciarse de Kanye. Ella me ha dicho que la versión de que planea dejarlo después del robo de París y de la hospitalización es falsa", explicó la fuente a la publicación People.