La tercera hermana del clan Kardashian, Khloé, está viviendo una de las etapas más duras de su vida tras descubrir que su pareja, el jugador de la NBA Tristan Thompson, le ha sido infiel en contadas ocasiones. Aunque lo más duro de toda la historia es que todo el escándalo salió justo antes de que la televisiva diera a luz a su primera hija, True.

Mucho se ha hablado al respecto, pero hasta ahora ningún miembro del clan Kardashian se había manifestado públicamente sobre lo sucedido. La primera en romper el silencio ha sido Kim Kardashian en su visita al programa de Ellen DeGeneres donde ha comentado que no tiene palabras para reproducir lo sucedido: "No sé ni siquiera cómo describirlo, es simplemente una mierda".

Para continuar diciendo que su hermana lo está " haciendo lo mejor que puede porque la situación muy triste", pero recalca que Khloé es muy fuerte. Y añade que toda su familia la está apoyando en este duro trance y todos tienen "el corazón roto por ella".

Con respecto al padre de su sobrina recién nacida, Tristan Thompson, intenta ser cauta y guardar las formas aunque no oculta lo sucedido: "Literalmente, días antes de que diera a luz, se pudo ver que su novio estaba siéndole infiel en un vídeo".

Para terminar diciendo sobre el deportista: "Tataré de no decir algo negativo, porque algún día True crecerá y no quiero que me vea criticando a su padre".