Celebrities » Hollywood

EL REGALO VALE UN MILLÓN DE DOLARES

Kim Kardashian quiere que le regalen una gargantilla de diamantes cuando tenga a su segundo hijo

Las excentridades de las famosas no tienen límites y si encima están embarazadas la cosa va a más. Esto se refleja a la perfección en Kim Kardashian que está embarazada de su segundo hijo y según ella merece un premio después del 'sufrimiento' que está pasando. Por ello ha pedido que le regalen tras dar a luz una gargantilla de diamantes valorada en un millón de dólares. ¡Vaya antojos tiene Kim!

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Kim Kardashian lució embarazo jugando con las transparencias

Los antojos de Kim Kardashian no son como los típicos de una mujer embarazada. Que si comer pizza, helados o pasteles. A Kim esas cosas no les va y ella quiere algo acorde a su estatus. Así, a la celebrity se le ha antojado que le regalen cuando dé a luz un detalle nada barato, sencillo, y asequible.

Kim quiere que cuando tenga a su segundo hijo le compren una gargantilla de diamantes valorada en un millón de dólares: "Me encantaría recibir una gargantilla de Lorraine Schwartz hecha de diamantes como las que llevé en la gala de Art+Film. ¿Os parece demasiado?", pregunta la televisiva como si tal cosa.

Y es que, aunque no le regalaron nada cuando tuvo a North West, a sus amigas les han hecho unos presentes de alto nivel al tener a sus retoños y, claro, ella no va a ser menos: "¿Creéis en eso de un regalo por dar a luz? Nunca lo hice pero todos mis amigos lo hacen. Ahora mismo tenemos una cadena de correos electrónicos hablando del tema. Una amiga logró el anillo de diamantes que siempre quiso y otra un coche nuevo", afirma a un medio de comunicación americano.

Kim considera que es lo mínimo que puede recibir tras pasar un duro embarazado como el suyo: "Tras nueve meses de embarazo es dulce recibir algo. Nosotras pasamos el embarazado llevando al niño en nuestro interior y creo que tenemos que demostrar lo alucinante que somos de alguna forma".

Uno de los motivos por lo que pide este regalazo es porque ella está sufriendo mucho con el embarazo y ha asegurado que lo odia sobre todo porque ya ha ganado 24 kilos desde que se quedó en estado: "No creo que la preñez y yo nos llevemos bien. Es muy duro quedarme embarazada y me siento bendecida de que me haya quedado y sé que merece la pena. No me quejo, simplemente soy honesta y lo odio. Estar embarazada no es para mí", concluye la estrella de Hollywood. ¿Crees que Kanye West West le concederá el deseo de regalarle la gargantilla que quiere?

Publicidad