El bañador está de moda por lo que no es raro ver a las celebrities presumir de pieza de baño en las redes sociales. Una de las últimas en hacerlo ha sido Kim Kardashian y como siempre su posado ha provocado una gran revolución.

Y es que vale que ahora se lleven las piezas minis para presumir de curvas pero lo cierto es que Kim se ha pasado eligiendo la talla de su bañador. ¿Se habrá equivocado y se ha puesto el de su hija North West?

Lo que está claro es que Kim está encantada por haber recuperado la figura tras su segundo embarazo y parece que ahora no hay prenda que se le resista sea del tamaño que sea…