Kim Kardashian estaba preparada para participar en una entrevista en el programa “The Ellen DeGeneres”, cuando cinco minutos antes de salir su vestido se rompió. La modelo, muy aficionada a las redes sociales, no dudó en pedir ayuda a todos sus fans.

Kim compartió una fotografía en la que explicaba lo sucedido. “¡Mi vestido para Ellen se acaba de romper! Tengo que salir en 5 minutos... ¡Necesito ayuda! ¿Debo usar esto?”. Las respuestas no tardaron en llegar y alguno incluso se atrevió a decirle que “su culo se ve terrible en pantalones, pero fantástico en vestidos”.

Después de lo sucedido, Kardashian explicó que el vestido original estaba mal diseñado y no encajaba con su figura y finalmente escogió un conjunto de dos piezas compuesto por una ajustada falda y una blusa con gran escote.