El viaje ya comenzó con mal pie cuando a última hora Rob, el hermano pequeño de las Kardashians, decidió no unirse a la asiática aventura familiar que tan bien habían planeado. Desde ese momento, Khloe Kardashian anunció que no viajaría hasta Tailandia si su hermano no se subía con ella al avión, pues ambos están de lo más unidos desde que Rob sufriera una fuerte depresión por sus problemas de peso. Sin embargo, tras convencer a Khloe, el viaje siguió su curso y todo parecía volver a la normalidad. Pero los contínuos desencuentros entre Kris Jenner y Bruce, o la molesta obsesión de [[LINK:SECCION|||1000706|||Kim Kardashian]] por hacerse selfies a cada segundo, han vuelto a provocar que Khloe quiera volverse a casa lo antes posible.

Tal y como adelanta Hollywoodlife, durante una reunión familiar Khloe anuncia su deseo de regresar a Estados Unidos. Acto seguido, Kim realiza un comentario al que Khloe responde: "por qué no te vas a hacer más selfies". De lo más afectada, Kim le explica que todas las fotos que se está haciendo son para enviárselas a su marido, Kanye West, y que el verdadero motivo por el que se quiere marchar a casa es porque "quiere ver a los 50 raperos con los que está saliendo y porque es una persona miserable".

Wow. Nunca antes habíamos visto ni oído una discusión tan fuerte entre las dos. Tendremos que esperar a ver cómo se desarrolla el resto del capítulo para saber si las dos hermanas siguen enfadas o si por el contrario, continuaron disfrutando de su estancia en Tailandia.