Kim Kardashian y Kanye West han dado la bienvenida a su tercer hijo, una niña que ha llegado al mundo a través de una gestación subrogada a la que recurrió la pareja tras los problemas de Kim para poder volver a quedarse embarazada.

Según publica el portal de noticias americano TMZ, la pareja ha dado la bienvenida a una preciosa niña que ha pesado unos 3 kilos.

Una feliz noticia que la propia Kim Kardashian ha anunciado a través de sus redes sociales.

 

De momento se desconocen más detalles de este esperadísimo nacimiento.