La Royal Opera House de Londres se vistió de ?tiros largos? para celebrar los Premios GQ al Hombre del Año. Una cita a la que no faltaron muchas de las féminas más aclamadas del panorama celebrity que, sin duda alguna, robaron el protagonismo a los chicos.

Y es que sobre la alfombra roja se plantaron unas atrevidas Kim Kardashian y Cara Delevingne que se colocaron unos modelitos con transparencias de infarto. Por su parte, Jessie J lució escotazo de vértigo, mientras Rita Ora y Lindsay Lohan enseñaron pierna. Las más recataditas fueron Pippa Middleton y Ellie Goulding, cuyos vestidos eran más discretos.

Los chicos iban en su mayoría de negro, a excepción del atractivo Jamie Dornan que acudió con un traje azul junto a su inseparable esposa, Amelia Warner. El guapérrimo David Gandy, el siempre original Pharrell Williams o Lewis Hamilton, que estuvo acompañado por una espectacular Nicole Scherzinger, tampoco faltaron a la cita.