Kim Kardashian se enfrenta a una demanda de 64,6 millones de euros por infringir las leyes sobre patentes por las carcasas 'Lumme' que promociona en las redes sociales. La estrella de 'Keeping Up with the Kardashians' y empresaria parece haber copiado la idea al 'creador' del producto que ha decidido demandarla.

Harooni, el promotor de esta novedad de carcasas para móvil con luz incluida, declara que en 2013 ya vendió esta idea a la compañía 'Snaplight'. Además, esta empresa se ha visto afectada por la publicidad que está haciendo Kim del producto.

El principal motivo de la demanda es la competencia desleal que está llevando a cabo la componente del clan Kardashian. Ahora, sus representantes tendrán que luchar por defender la inocencia de la empresaria.