Celebrities » Hollywood

LO COMPARTEN EN LAS REDES SOCIALES

Kim Kardashian se enfada con las trastadas de North West

Parece que North West se dejó llevar por el arte y decidió redecorar las paredes de su habitación con un pintauñas morado aprovechando que su madre dejó de vigilarla para atender al pequeño de la familia, Saint. Esto hizo que Kim Kardashian se enfadase y tuviese que limpiar la habitación con la ayuda de su hija, que parecía muy arrepentida en los vídeos que compartió Kim en su cuenta de Snapchat.

La estrella no sabe cómo consolar a su hija

Gtres La estrella no sabe cómo consolar a su hija

Publicidad

Ser madre de North West no debe ser tarea fácil, y es que la pequeña es bastante inquieta y le gusta hacer trastadas. Aunque Kim Kardashian y su hija se llevan fenomenal y les encanta pasar tiempo juntas grabando vídeos en Snapchat, jugando, peinándose o haciendo lo que sea, le ha tocado regañar a la niña por lo último que ha hecho.

Tal y como explica Kim en el vídeo que ha compartido en su cuenta de Snapchat, le quitó la vista un segundo para atender a su hermano pequeño, Saint, y al volver la había liado. "Bajo las escaleras para buscar algo para su hermano por dos segundos y pinta su cuarto con brillo de uñas púrpura", comentaba la reina del clan Kardashian en su publicación en las redes sociales.

Pero la pequeña supo recapacitar y quiso ayudar a su madre a limpiar las paredes de su habitación. "Oh, gracias por ayudarme a limpiar. Esto es una gran ayuda", se escucha a Kim diciéndole a su hija en otro vídeo donde aparecen madre e hija preparándose para limpiar. Además de eso, Kim y North tuvieron una mañana de lo más entretenida en la que la pequeña de tan solo tres años, decidió ser la peluquera de su madre y le hizo un peinado que la empresaria compartió en sus redes sociales.

Publicidad