Kim Kardashian ha decidido alejar de su vida profesional a una persona que la ha acompañado en todos los momentos de sus últimos cuatro años, pasando por su embarazo y todos los cumpleaños. Y es que la hija de Kris Jenner ha tomado la decisión de despedir a su asistente personal Stephanie Shepherd y el motivo podría a ver sido su hermana Kourtney Kardashian.

Las Kardashian ya dejaron ver en un capítulo de su programa 'Keeping up with the Kardashians' que Kim se sentía muy molesta después de ver que Steph tenía una relación mucho más íntima con su hermana que con ella. Parece ser que Steph y Kourtney compartían todo juntas, mientras que Kim no tenía una relación tan cercana con ella.

Sin embargo, según ha informado People, este no ha sido el motivo principal que ha llevado a Kim a romper con esta relación, sino que la mediana del clan Kardashian no ha querido aceptar la propuesta que le ha hecho su asistente de tener un mayor peso dentro del ámbito laboral.