En varias ocasiones ya hemos sido testigos de las grandes peleas que han protagonizado las Kardashian delante de las cámaras de su programa, pero la última de Kim Kardashian y su hermana Kourtney ha llegado demasiado lejos…

Desde hacía tiempo la relación de las hermanas estaba bastante tensionada después de que Kourtney les comunicase a sus hermanas la intención de abandonar por un tiempo el famoso programa familiar 'Keeping Up With The Kardashian' que tanta fama les ha dado.

Pues bien, Kim y Kourtney empezaron a discutir sobre sus diferentes éticas respecto al trabajo y la discusión fue tal que acabaron pegándose.

En estos clips del programa vemos cómo Kim y Kourtney acabaron lanzándose arañazos y bofetadas hasta tal punto que dejaron manchada de maquillaje una de las paredes de la casa de Khloé que fue donde ocurrió todo.