Celebrities » Hollywood

FUE EL TERCER DIVORCIO PARA LA ACTRIZ

Kim Cattrall, Samantha Jones en 'Sexo en Nueva York', asegura que la serie acabó con su matrimonio

El personaje de Samantha Jones en la serie 'Sexo en Nueva York' supuso para la actriz Kim Cattrall el pase al éxito internacional y el trabajo que encumbró su carrera profesional. Pero no todo fue positivo con respecto a su participación en la serie, y es que ahora la intérprete ha confesado que participar en ella le costó el divorcio.

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Sin duda alguno de entre los cuatro personajes femeninos protagonistas de la serie 'Sexo en Nueva York' el que encarnaba la actriz Kim Catrall, dando vida a Samantha Jones, fue uno de los más queridos y populares de la serie.

Así, la actriz británica le debe a esta interpretación uno de sus mayores logros a nivel profesional pero no todo fue positivo con respecto a su participación en la serie. Y es que, Kim ha confesado en una entrevista a news.com.au que estar en Sexo en Nueva York le costó el divorcio.

"Me costó mi matrimonio porque nunca estaba en casa. Nunca estaba ahí y mi esposo estaba solo y muy molesto, fue realmente duro", revela Cattral. Este fue el tercer matrimonio de la actriz quien se casó con Mark Levinson en 1998 y poco después obtendría el papel de su vida, papel que en 2004 acabaría con su matrimonio.

Aun así, Kim asegura que no se arrepiente de haber participado en la ficción pues fue una experiencia que disfrutó mucho: "Disfruté mucho. Fue divertidísimo. Pero, mirándolo en perspectiva, creo que la reacción que provocó fue un signo de que los tiempos habían cambiado (la crítica la llamó ofensiva, xenófoba, sexista, vulgar, idiota e indignante)", dijo a la revista Vanity Fair.

Publicidad