Parece que Khloé Kardashian y Tristan Thompson han decidido separarse definitivamente. Después de todo lo ocurrido tras revelarse que el jugador de la NBA le había sido infiel a Khloé durante el embarazo, Khloé y Tristan no consiguen superar sus diferencias.

A tal punto han llegado sus problemas, que ya incluso han hablado de la custodia de su hija True. Y parece que en esto tampoco se ponen de acuerdo…

Y es que según publica el Daily Mail, mientras que Khloé quiere la custodia total de la pequeña, Tristan va a intentar luchar por una custodia compartida.